7 prácticos tips para hacer tu cocina segura para niños

A los pequeños les encanta ayudar en la cocina y ser parte de las actividades de casa, por eso es necesario tomar precauciones y asegurarnos que estén en un ambiente seguro cuando nos acompañan. En la cocina hay muchos elementos peligrosos para los niños, aquí te brindamos varios consejos prácticos para aumentar su seguridad.

 

1. Productos químicos tóxicos: jabones, artículos de limpieza, desengrasantes y más. Lo primero es dejar todos estos artículos fuera de su alcance, ya sea que los guardes con llave o en un lugar alto al que los niños no tengan acceso.

 

 

2. Artículos peligrosos: cuchillos, tijeras, bolsas de plástico y demás objetos con los que se puedan lastimar o asfixiar deben estar resguardados.

 

 

3. Equipos de seguridad: las puertas y cajones en muebles bajos deben tener seguros, existen varios tipos muy prácticos que son fáciles de instalar. También debes colocar protectores en enchufes y esquinas de los muebles, con esto previenes golpes fuertes y accidentes eléctricos. Todo esto lo puedes encontrar en ferreterías, tiendas para el hogar e incluso por Internet.

 

 

4. No usar manteles: es común que los niños pequeños, en especial los que están aprendiendo a caminar, se sostengan de estos y los jalen, lo que puede provocar que les caiga encima lo que está sobre la mesa.

 

 

5. Barrera para la estufa: ya sea de metal o plástico resistente al calor, estas barreras se adaptan al tamaño que necesitas y no permiten que los niños toquen las ollas o sartenes en el fuego. También se pueden colocar en áreas de trabajo con cuchillos u objetos que los puedan dañar.

 

 

6. Protector de perillas: Estos seguros se colocan en las perillas de la estufa para que los pequeños no sean capases de girarlas.

 

 

7. Recubre paneles de cristal: si están situados a menos de 80 cm del suelo, cúbrelos con una película de seguridad, para evitar que los cristales salten en caso de romperse.

 

 

Recuerda que lo más importante para mantener a tus hijos seguros es siempre tenerlos supervisados, no dejar la estufa desatendida, mantener limpio el suelo para evitar resbalones y estar al pendiente de ellos. Ahora sí, ¡a disfrutar juntos de una cocina segura!